Condilomas

¿Qué es el condiloma? Ginecólogos en Gijón responden

¿Qué son los condilomas?

¿Qué son los condilomas? 757 508 Clínica Ginecológica

Qué son y como tratar los condilomas

Uno de los resultados no deseados de una exploración ginecológica puede ser la apreciación de condilomas. Pero ¿qué son los condilomas? Los condilomas son verrugas causadas por el virus del papiloma (VPH) y que aparecen en la zona genital y perianal. Los tipos de virus que dan lugar a estas verrugas son distintos a los que causan alteraciones precancerosas en el cérvix y, de hecho, son de los denominados “de bajo riesgo”, ya que su potencial para dar lugar a lesiones malignas o premalignas es muy bajo. Eso es lo primero que hacemos observar a quienes buscan ginecólogos en Gijón y acuden a nuestra clínica por un problema así, si el diagnóstico se confirma.

¿Por qué aparecen?

Estos condilomas pueden aparecer tanto en hombres como en mujeres y el origen de esta infección es prácticamente siempre un contacto sexual. El VPH se transmite por contacto directo piel con piel o piel con mucosa; por este motivo tanto el sexo con penetración vaginal o anal, el sexo oral e incluso en contacto mano-genital pueden transmitir la infección.

Como ocurre con el herpes genital muchas personas son portadoras del VPH sin tener verrugas visibles y aún así pueden transmitir la infección. Si a esto sumamos que los condilomas pueden aparecer desde unas pocas semanas hasta un año después del contacto, es frecuente que no lleguemos a saber en qué momento se produjo el contagio.

Síntomas de los condilomas

La mayoría de las mujeres con condilomas no van a notar ningún síntoma; algunas pueden sentir alguna molestia o picor/escozor en la zona genital o alrededor del ano. Lo suficiente para justificar una visita al ginecólogo. El diagnóstico no siempre es sencillo ya que la apariencia de los condilomas puede variar. Cuando hay dudas se puede realizar una biopsia (tomar una muestra de la verruga) y el patólogo nos dará entonces el diagnóstico definitivo. Es importante siempre que se diagnostiquen condilomas en la vulva o alrededor del ano realizar una exploración cuidadosa de la vagina y el cuello del útero para descartar que los haya también en estas otras localizaciones.

Tratamientos posibles

El tratamiento definitivo de los condilomas puede ser complicado ya que tienen tendencia a reaparecer. Sin embargo en muchos casos el propio sistema inmune va a ser capaz de deshacerse del virus del papiloma (y por tanto de las verrugas) en un plazo de unos dos años. Mientras tanto, el tratamiento idóneo depende de la localización de las verrugas y también de las preferencias de la paciente.

Existen varias opciones de tratamiento que se pueden aplicar en casa sobre cada una de las verrugas. Estas cremas potencian la acción del sistema inmune para conseguir eliminar la verruga, con lo cual van a dar lugar a una inflamación de la zona en la que se aplican; esta inflamación no implica una reacción adversa sino todo lo contrario: es muestra de que el tratamiento está funcionando. No es habitual pero en ocasiones la reacción inflamatoria puede ser tan intensa que obligue a suspender la aplicación durante unos días.
Otras opciones de tratamiento son la crioterapia, el láser y la cirugía.

Reaparición y prevención

Aunque se consiga eliminar los condilomas suele ser frecuente su reaparición, especialmente en los primeros 3 a 6 meses, necesitándose una nueva tanda de tratamiento. No es la primera vez que tratamos este tipo de reapariciones en nuestra clínica ginecológica de Gijón.

El preservativo es recomendable como medio de prevención aunque no ofrece una protección completa, dado que el virus se puede encontrar en zonas de piel que el condón no llegue a cubrir. La protección que proporciona es aproximadamente del 70%.

Las vacunas disponibles contra el HPV también ofrecen protección contra los condilomas que, en el caso de la tetra y la nonavalente, es muy elevada.

 

muñoz ginecologos tus ginecólogos en Gijón

¿Para qué sirven las revisiones ginecológicas?

¿Para qué sirven las revisiones ginecológicas? 757 508 Clínica Ginecológica

Revisión ginecológica ¿para qúe?

En general todos tenemos el concepto de acudir al medico cuando estamos enfermos o nos encontramos mal pero en el ámbito ginecológico existe el concepto de “revisión”: no acudimos al ginecólogo solamente cuando tenemos algún problema sino que, con una cierta periodicidad, vamos a realizar una exploración y una serie de pruebas sin necesidad de tener ningún síntoma. Esto se debe a que hay algunas patologías potencialmente prevenibles o que al menos son diagnosticables en una fase muy temprana y antes de que empiecen a causar síntomas.

Citología

La citología (también conocida como “Papanicolau”) es una de las pruebas que habitualmente practicamos en las revisiones. Consiste en obtener mediante un suave raspado del cuello del útero una muestra de las células del mismo, que se envía después al laboratorio para ser valorada con un microscopio. Desde hace años se sabe que, por norma general, el cáncer de cérvix aparece al cabo de muchos años de acumulación de alteraciones en las células del cuello del útero: una alteración leve puede, al cabo de unos años, progresar a una más grave y así sucesivamente hasta llegar a desarrollarse un cáncer. El hecho de captar células en estadios previos (con alteraciones precancerosas) nos permite actuar sobre ellas antes de que lleguen a evolucionar a un cáncer invasor.

El uso rutinario de la citología cervical como prueba de cribado ha permitido disminuir de forma muy importante la mortalidad por cáncer de cérvix en los países en los que se lleva a cabo y por ello a día de hoy sigue siendo una de las pruebas importantes dentro de las revisiones rutinarias.

Exploraciones

En la revisión se realiza también generalmente una exploración del pecho, con o sin pruebas de imagen acompañantes, lo que permite en muchas ocasiones el diagnóstico precoz de algunos tumores de mama.

Se lleva a cabo también una exploración de genitales externos (vulva y vagina) y un tacto vaginal para valorar aparato genital interno (útero, trompas y ovarios). Habitualmente completamos esta exploración con una ecografía, generalmente por vía vaginal si es posible, ya que permite una mejor visualización de las estructuras. De este modo podemos llegar al diagnóstico de problemas comunes (y en general solucionables) como miomas, pólipos o quistes de ovario, así como sospechar infecciones vulvovaginales o problemas dermatológicos vulvares, que son causa frecuente de picor genital.

Fertilidad y anticonceptivos

En mujeres en edad fértil aprovechamos para hablar sobre los mejores momentos y condiciones para intentar un embarazo (edad, peso, tratamientos o suplementos vitamínicos, hábitos de vida, …). También discutimos el mejor método anticonceptivo para cada mujer así como el posible riesgo de enfermedades de transmisión sexual y la forma de prevenir o tratar las mismas.

La frecuencia recomendable para realizar una revisión asintomática es variable y depende de la mujer y de sus posibles patologías de base o diagnósticos previos. Tu ginecólogo es quien mejor te orientará a la hora de marcar la periodicidad adecuada de las visitas. En Clínica Muñoz queremos ser tus ginecólogos en Gijón, porque somos un equipo comprometido con el mejor trato y el cuidado de la salud ginecológica de todos nuestros pacientes.