Mujer

¿Debo hacerme un test genético prenatal? Muñoz Ginecólogos. Ginecólogos en Gijón.

¿Debo hacerme un test genético prenatal?

¿Debo hacerme un test genético prenatal? 768 511 Clínica Ginecológica

¿Debo hacerme un test genético prenatal? Muñoz Ginecólogos. Ginecólogos en Gijón.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que, pese al gran avance tanto de la genética como de la ecografía, a día de hoy no tenemos ninguna forma de asegurar que el recién nacido no va a tener ninguna alteración. Antes de pensar qué tipo de test hacer, deberíamos decidir si queremos saber o no si existe una alteración genética.

Ventajas de hacerse un test genético prenatal antes del nacimiento

Existen distintas ventajas de saber si el bebé tiene alguna alteración genética antes de nacer:

  • Hacer los preparativos para recibir un hijo con unas características especiales.
  • Decidir, si así se desea, la interrupción del embarazo. Pero este conocimiento también tiene inconvenientes, fundamentalmente la ansiedad que crea un resultado no deseado que nos obliga a tomar una decisión que siempre resulta complicada, tanto si decidimos continuar el embarazo como si deseamos interrumpirlo.

Cuanta más información tengamos, más difícil puede ser la toma de decisiones: por ejemplo muchas de las alteraciones en los cromosomas sexuales (X e Y) van a tener poca o ninguna repercusión sobre la calidad de vida de quienes tienen dicha alteración.

Tipos de prueba

Una vez tomada la decisión podemos optar por varios tipos de prueba:

Test diagnósticos

Hay test diagnósticos (amniocentesis y biopsia de corion) que nos van a dar un resultado de “sí tiene” o “no tiene” y cuyo principal problema es que, aunque poco, aumentan el riesgo de aborto.

Test de screening

Existen por otro lado test de screening, que no te dicen “sí o no” sino que te dan, con mayor o menor seguridad dependiendo del test, un porcentaje de posibilidades de afectación. Actualmente los principales test de este tipo son el Triple Screening y el DNAfc.

Triple Screning

El Triple Screning se ofrece de forma habitual a todas las embarazadas en los centros de la Seguridad Social. Toma en consideración las características de la mujer (fundamentalmente la edad), los resultados de la analítica de sangre del primer trimestre y de la ecografía realizada entre las semanas 11 y 14.

DNAfc

El DNAfc (DNA fetal circulante) es un análisis en la sangre de la madre que se puede hacer a partir de la semana 10 (preferiblemente de la 11) y que analiza pequeños fragmentos de ADN fetal (en puridad, de la placenta, pero como tienen el mismo origen los suponemos iguales a los fetales) que pasan a la sangre materna y circulan libremente, no contenidos en células.

La exactitud del resultado del DNAfc es mayor que la del Triple Screening y su principal inconveniente es el precio, que está disminuyendo a medida que se incrementa su uso.

El DNAfc no precisa ecografía para dar resultados, pero pensamos que aunque se acabe imponiendo como test de screening generalizado, la ecografía del primer trimestre seguirá siendo fundamental en el control del embarazo.

¿Buscas un ginecólogo de confianza?

Si estás pensando en realizar un test genético prenatal hazlo en las mejores manos. En Clínica Muñoz, podemos ser tus ginecólogos en Gijón de confianza para apoyarte en uno de los momentos más bonitos y a la vez complicados de tu vida. Llámanos al 985 17 15 06 / 626 48 22 69 y solicita tu cita sin compromiso.

Complicaciones del embarazo y riesgos para la salud de la mujer. Muñoz Ginecólogos. Tu ginecóloga en Gijón.

Complicaciones del embarazo y riesgos para la salud de la mujer

Complicaciones del embarazo y riesgos para la salud de la mujer 768 511 Clínica Ginecológica

Complicaciones del embarazo y riesgos para la salud de la mujer. Muñoz Ginecólogos. Tu ginecóloga en Gijón.

Las complicaciones del embarazo siempre nos suponen el reto de cómo manejar la situación para compatibilizar el mayor beneficio para la madre y el feto. Pero hoy nos queremos detener en la “señal” que algunas complicaciones nos mandan y que nos pueden ayudar a prevenir enfermedades futuras.

Complicaciones del embarazo y futuras enfermedades

Hace ya tiempo que aprendimos que podíamos aprovechar la situación de especial metabolismo del azúcar que se produce en el embarazo para detectar a un grupo de mujeres (las que diagnosticamos como diabetes gestacional) que tienen más probabilidades de ser diabéticas en el futuro. Pues bien, ahora podemos añadir un grupo de complicaciones que sabemos que aumentan de forma significativa el riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular (problemas cardiacos como angina de pecho o infarto, ictus,… ) en el futuro. Estas complicaciones serían:

  • Tensión arterial alta durante el embarazo (tanto si se diagnostica preeclampsia como si no)
  • Diabetes gestacional
  • Muerte fetal intrauterina
  • Desprendimiento de placenta
  • Parto prematuro
  • Retraso de crecimiento fetal (feto pequeño de causa no genética)

Hay indicios de que la lactancia materna no sólo es beneficiosa para el recién nacido, sino que también reduce los riesgos futuros de la made. Es especialmente aconsejable para las mujeres que han tenido alguna de estas complicaciones.

En la visita del postparto, además del examen físico de la mujer, debemos realizar un análisis de cómo se desarrollaron el embarazo y el parto, qué complicaciones hubo y, en función de todo ello, qué consejos podemos extraer para el futuro. A partir de ahí estableceremos un programa de prevención que por norma general consistirá en:

Cambios de hábitos de vida

Fundamentalmente evitar tabaco, dieta saludable y ejercicio. Esto es importante para todas las personas, pero para las mujeres que han tenido estas complicaciones es especialmente relevante.

Aumento de la frecuencia de ciertos controles

Comprobar la tensión arterial, analizar en sangre la glucosa y los lípidos (colesterol y triglicéridos) al menos una vez al año.

Ser menos permisivos

Probablemente ser menos permisivos con las pequeñas alteraciones e iniciar tratamiento médico con cifras de tensión o analíticas con las que en personas sin estos antecedentes no pondríamos tratamiento.

Ponte en buenas manos

Pon tu salud en buenas manos. Si buscas una ginecóloga en Gijón de confianza, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Solicita más información sobre tu salud durante y después del embarazo. Llámanos a los teléfonos 985 17 15 06 / 626 48 22 69.

Cómo cambia el cuerpo de la mujer a los 40 y 60 - Ginecólogos en Gijón - MUÑOZ GINECÓLOGOS

Cómo cambia el cuerpo de la mujer a los 40 y 60

Cómo cambia el cuerpo de la mujer a los 40 y 60 768 511 Clínica Ginecológica

Cómo cambia el cuerpo de la mujer a los 40 y 60. Ginecólogos en Gijón.

A esta edad solemos empezar a preocuparnos por ahorrar algo, por iniciar un plan de pensiones o alguna otra manera de procurarnos una solvencia económica después de jubilarnos. Y con mucho más motivo deberíamos plantearnos “invertir en salud” si no lo estamos haciendo ya. El factor fundamental para conseguir un envejecimiento activo y placentero es que se acompañe de buena salud. Y eso depende en gran medida de lo que hagamos durante estos años. Muchas mujeres todavía se sorprenden de cómo cambia el cuerpo de la mujer con el paso de los años. Y es que cada mujer y su cuerpo son totalmente diferentes.

No nos vamos a referir aquí a las distintas formas en que cada mujer afronta el inicio del deterioro de la fuerza muscular, de las facultades sensoriales o incluso a la sensación de disminución de atractivo físico. Nos vamos a referir a la salud. A intentar aprovechar la ventana de oportunidad que se nos abre antes de que el deterioro vascular sea irreversible.

Cambios en el cuerpo de la mujer a los 40 y 60 años

En estas dos décadas se combinan varios factores para producir una “tormenta perfecta”, interactuando entre sí y aumentando el riesgo de importantes repercusiones sobre la salud. Un ejemplo es la hipertensión, diabetes, distintos tipos de cáncer, trombosis, ictus, fracturas óseas, demencia,…

Estos factores son: la edad, la acumulación de grasa visceral (el aumento del abdomen), los cambios hormonales y pérdida de producción de estrógenos y el inicio y progresión del llamado Síndrome Metabólico. Para este último, se deben tener al menos tres de los siguientes: tensión arterial elevada, aumento de triglicéridos, de la glucosa en ayunas, disminución del llamado “colesterol bueno” y aumento de la circunferencia abdominal.

Una vez producido el daño en los vasos (la llamada arterioesclerosis) ya no vamos a poder hacer nada por revertirlo. Por eso es tan importante no perder de vista que existe una ventana de oportunidad. Unos años en los que se pueden prevenir estas lesiones y precisamente por ello queremos insistir en la importancia de tomar medidas cuando aún estamos a tiempo.

Una ventana de oportunidad

El deterioro directamente relacionado con la edad obviamente no lo podemos prevenir. Por eso tenemos que centrarnos en los objetivos que sí podemos conseguir. Siempre teniendo en cuenta que la ventana de oportunidad acabaría unos 10 años después de la última regla.

Seguramente el factor más determinante para acelerar la cascada del deterioro sea el aumento excesivo de peso. Por ello el primer punto para lograr nuestros objetivos sería seguir un estilo de vida saludable que permita mantener un peso adecuado (o al menos reducir el exceso), basado en mejorar nuestra dieta. Además, debemos aumentar el ejercicio y evitar la vida sedentaria, la moderación en el consumo de alcohol y dejar de fumar.

Ejercicio y dieta equilibrada

Cualquier dieta que hagamos se debe acompañar de ejercicio. La recomendación de ejercicio es de unos 30 minutos al día. Si no fuera posible debemos recordar que cualquier tipo de actividad física va a ser útil para reducir la diabetes, la enfermedad cardiovascular y las fracturas.

Hay que intentar que los marcadores del síndrome metabólico estén en cifras normales (la TA, el colesterol, los triglicéridos y el azúcar en ayunas). Cuando las alteraciones de estas cifras no son grandes muchas veces se normalizan con reducciones, incluso pequeñas, del peso. Si con los cambios en el estilo de vida no conseguimos un buen control, será necesario iniciar algún tratamiento específico.

Estrógenos y menopausia

Un tema controvertido es si tratar o no con estrógenos a la mujer menopáusica. Estos previenen el deterioro cardiovascular pero una vez producido resultan perjudiciales. Asimismo, cuando tenemos que asociar los estrógenos con progesterona (como ocurre en todas las mujeres que tienen útero) parece que hay un ligero aumento de la incidencia de cáncer de mama.

Simplificando, y aunque todos los casos deben evaluarse individualmente, nuestra recomendación sería tratar con estrógenos a todas las mujeres con síntomas menopáusicos. Siempre que tuvieran bajo riesgo de cáncer de mama y de enfermedad cardiovascular. Y además a las que, aún sin síntomas como sofocos o sudoración tuvieran una osteoporosis incipiente.

Si hacemos tratamiento con estrógenos parece más recomendable hacerlo por vía transdérmica (parches, crema, spray) y si hay que añadir progesterona la opción ideal sería un implante intrauterino.

Ginecólogos en Gijón

Como ginecólogos en Gijón, nuestra idea es que se pueda aprovechar la revisión ginecológica periódica para promover el tránsito hacia una vejez activa y saludable. Si necesitas más información sobre cómo cambia el cuerpo de la mujer ponte en contacto con nuestra clínica y solicita tu cita con nuestro equipo en los teléfonos 985 17 15 06 / 626 48 22 69.

¿Es normal que me duela la regla? - Ginecóloga en Gijón - Muñoz Ginecólogos

¿Es normal que me duela la regla?

¿Es normal que me duela la regla? 768 511 Clínica Ginecológica

¿Es normal que me duela la regla? Ginecóloga en Gijón.

Muchas de las mujeres que acuden a nuestra consulta, se hacen la misma pregunta: «¿Es normal que me duela la regla?» En el artículo de hoy queremos arrojaros un poco de luz sobre este tema que afortunadamente cada día es menos tabú en nuestra sociedad. Es frecuente que el sangrado menstrual se acompañe de otros síntomas, tanto en los días previos como en los días de sangrado. Lo más común es el dolor en distintas zonas (pelvis, mamas, piernas, cabeza, zona lumbar…) la sensación de hinchazón, fatiga, ansiedad, tristeza, irritabilidad o síntomas digestivos como náuseas o diarrea. Pueden aparecer de forma aislada o conjuntamente, en algún ciclo ocasional o prácticamente siempre.

¿Es normal que me duela la regla?

De todos los síntomas citados anteriormente, probablemente el dolor sea el mas frecuente y el que más afecte a la calidad de vida y a la actividad laboral. El hecho de que el dolor menstrual sea un síntoma muy frecuente no significa que debamos aceptarlo como normal y que renunciemos a la búsqueda del mejor modo de tratarlo, pues casi siempre vamos a encontrar la forma de mejorarlo.

Es interesante saber el ciclo del dolor.  Conocer si lleva apareciendo desde las primeras reglas o es reciente.  Si es progresivo (según pasan los meses va siendo mas intenso) o si siempre ha sido similar. Si se acompaña de algún otro síntoma o, sobre todo, cuánto es de incapacitante para la actividad normal.

¿Es normal que me duela la regla? - Ginecóloga en Gijón - Muñoz Ginecólogos

¿Cómo aliviar el dolor de la regla?

En el caso de una adolescente que tiene dolor en sus primeros ciclos probablemente no es necesario hacer una exploración. En muchos casos, sobre todo si el dolor no es muy intenso, puede bastar con calor local aplicado en el abdomen o en la espalda (el calor siempre va a ser de ayuda en el tratamiento de este tipo de dolor). Si no fuera suficiente comenzaríamos con un analgésico, a ser posible un antiinflamatorio, pautado cada 8-12 horas e idealmente comenzando la toma antes de que empiece el dolor.

Si con este tratamiento el dolor no le permitiera hacer una vida normal sí que debería consultar a su ginecólogo.

También debería consultar una mujer que tenga un dolor distinto de lo habitual o que se prolongue una vez terminada la regla, fundamentalmente para descartar una infección o la aparición de un quiste ovárico. Un dolor progresivo o acompañado de otros síntomas pélvicos (urinarios, digestivos, dolor con las relaciones sexuales) exige siempre un examen detallado para descartar una endometriosis.

Tu ginecóloga en Gijón

Si buscas una ginecóloga en Gijón con experiencia en la salud y el bienestar de las mujeres, la has encontrado. En nuestra clínica ginecológica te ofrecemos una atención personalizada y dedicada para que te sientas como en casa cada vez que visites la consulta. No lo dudes y solicita ya tu cita con nosotros en el 985 17 15 06 / 626 48 22 69.

¿Puedo hacer ejercicio durante el embarazo? - Ginecólogos en Gijón - Muñoz Ginecólogos

¿Puedo hacer ejercicio durante el embarazo?

¿Puedo hacer ejercicio durante el embarazo? 768 511 Clínica Ginecológica

¿Puedo hacer ejercicio durante el embarazo? Ginecólogos en Gijón.

Esta es una pregunta que las mujeres nos hacen muy frecuentemente en la primera consulta de embarazo. Para simplificar, la respuesta es que no solo se puede sino que se debe hacer ejercicio durante el embarazo.  Con mayor o menor intensidad dependiendo de la forma física que se tuviera previamente.

Hacer ejercicio durante el embarazo

Como ginecólogos en Gijón, nuestro consejo es consejo es aprovechar siempre la motivación que supone el embarazo para aproximarse lo más posible al ideal de vida saludable, tanto en nutrición como en ausencia de tóxicos y estilo de vida: probablemente la mayor parte de la población deberíamos hacer algo más de ejercicio, descansar algo más (intentar dormir 7-8 horas y a ser posible unos 20-30 minutos de siesta) y alimentarnos mejor.

En contra de lo que se ha creído durante mucho tiempo, el reposo o la disminución de la actividad no solo no son recomendables sino que están contraindicados en casi todas las situaciones del embarazo.

¿Puedo hacer ejercicio durante el embarazo? - Ginecólogos en Gijón - Muñoz Ginecólogos

¿Debo hacer reposo mientras estoy embarazada?

En agosto del 2020 la Sociedad Americana de Medicina Maternofetal publicó las conclusiones de un extenso estudio sobre las ventajas e inconvenientes de la restricción de la actividad en diferentes problemas del embarazo y concluyó que no debemos recomendar ningún tipo de reposo a las embarazadas, ni siquiera aquellas con riesgo de parto prematuro, embarazos gemelares o patologías como tensión alta o restricción del crecimiento fetal.

Estas conclusiones se deben a la falta de datos sobre las ventajas de la disminución de la actividad, sumado a la evidencia de efectos adversos del reposo en general.

Visita a tu ginecólogo durante el embarazo

En resumen, la recomendación siempre va a ser llevar una vida activa además de descansar lo suficiente y mantener una buena alimentación. Y por supuesto, debemos intentar que la ingesta sea acorde al gasto energético que realizamos y priorizando alimentos con alto valor nutritivo. No se trata de ser perfecta ni de culpabilizarse por cada transgresión. Pero sí de saber que el mantener el objetivo de vida saludable tiene enormes repercusiones en el futuro de tu bebé.

No olvides buscar un ginecólogo de confianza para realizar las revisiones rutinarias estando embarazada e informarte sobre todo lo que necesites saber. Dudas, consejos… podemos ayudarte. Ponte en contacto con nosotros sin compromiso en el 985 17 15 06 / 626 48 22 69.

En qué consiste la candidiasis

¿En qué consiste la candidiasis?

¿En qué consiste la candidiasis? 768 511 Clínica Ginecológica

La infección por hongos o candidiasis es una de las causas más frecuentes de vulvovaginitis en mujeres. Pero, ¿en qué consiste la candidiasis? Te lo contamos.

Qué es la candidiasis

El picor en la vulva y la entrada de la vagina suele ser el síntoma fundamental. Muchas veces se acompaña de irritación y quemazón y los síntomas suelen ser peores la semana antes de la regla. Aparece sobre todo en mujeres en edad reproductiva y menos frecuentemente en la menopausia (salvo en mujeres que utilizan tratamiento hormonal) y en niñas, en las cuales frecuentemente se diagnostica de forma errónea.

Aunque habitualmente se ve en mujeres sin ninguna causa aparente existen algunos factores de riesgo para su aparición, como son: la diabetes mal controlada, el embarazo o el uso de antibióticos.

El hecho de que la candidiasis sea tan frecuente hace que, en muchos casos, se diagnostique como tal (y se trate) cualquier episodio de picor o malestar vulvar. Sin embargo menos del 50% de las mujeres con picor van a tener una candidiasis. La aplicación del tratamiento erróneo, aunque no sea peligrosa, sí puede dar lugar a una irritación de la mucosa que empeore los síntomas.

¿Llega a desaparecer?

La Candida está presente como parte de la microbiota normal de la vagina en aproximadamente el 20% de las mujeres y con frecuencia se encuentra también en el recto. Por ello un cultivo vaginal positivo para cándida no implica una infección ni que haya necesidad de tratarla si la mujer no tiene síntomas. De hecho, el objetivo del tratamiento es siempre paliar las molestias, no hacer desaparecer la cándida de la vagina.

Para llegar al diagnóstico en una mujer con síntomas, suele ser necesario hacer una exploración y un examen del flujo, bien con un microscopio o bien mediante un cultivo.

Existen tratamientos locales (óvulos y cremas vaginales) y orales y ambos tienen una eficacia similar. Las cremas para aplicar de forma externa en la vulva se emplean a veces para ayudar a calmar las molestias mientras el tratamiento hace efecto (puede tardar uno o dos días.) Pero por sí solas nunca son suficiente tratamiento.

Es importante recalcar que la cadidiasis no es una enfermedad de transmisión sexual (dado que la Candida es parte de la flora vaginal normal puede encontrarse en mujeres sin relaciones sexuales). Por este motivo no se recomienda tratar a la pareja salvo que tenga síntomas.

¿Sufres alguno de estos síntomas? ¿Buscas una ginecóloga en Gijón? No esperes más y ponte en contacto con nosotros.

Preguntas frecuentes sobre la píldora

Preguntas frecuentes sobre la píldora

Preguntas frecuentes sobre la píldora 768 511 Clínica Ginecológica

La píldora es uno de los métodos anticonceptivos más empleados en España y por tanto muchas de las preguntas que recibimos en nuestra consulta por parte de nuestras pacientes son en relación a su manejo. ¡Descubre cuáles son!

Píldora anticonceptiva. Dudas frecuentes

A continuación os dejamos aquí algunas de las más habituales:

¿Cuánto tiempo debo tomarla para que sea eficaz como anticonceptivo?

Si comienzas con la primera pastilla el primer día de regla será eficaz desde el momento en que empieces a tomarla.

¿Debo utilizar otro método anticonceptivo durante la semana de descanso?

Aunque no estés tomando ninguna píldora durante esa semana (o estés tomando píldoras de placebo en el caso de las formulaciones diarias) si las has tomado correctamente las semanas previas
estarás protegida durante todo el mes.

Tengo manchados durante el mes, fuera de la regla. ¿Me está sentando mal la píldora?

Durante los primeros meses de uso es normal que haya sangrados, en general de cantidad menor que una regla, a lo largo de varios días o semanas. Generalmente con el tiempo de uso estos manchados desaparecen y los ciclos se controlan bien pero, en ocasiones, puede ocurrir que vuelvan a aparecer pequeños sangrados. Lo primero que hay que pensar es si se nos ha olvidado alguna pastilla; en caso de no ser así, tranquilidad: estos sangrados pueden ser más o menos incómodos pero no hacen menos efectivo el método ni significan que haya ningún problema con la píldora. Sí es cierto que, si son frecuentes o molestos, pueden ser motivo para plantear un cambio de método anticonceptivo.

¿Durante cuánto tiempo puedo tomar la píldora? ¿Hay un límite de años?

Si la píldora ha sido prescrita por un profesional habrá tenido en cuenta tus posibles factores de riesgo. En el caso de mujeres de bajo riesgo no existe ninguna limitación, de modo que, salvo que desees un embarazo, puedes continuar tomándola hasta la menopausia.

Y si la tomo durante varios años, ¿cada cuánto hay que hacer un descanso?

Nunca hay que hacer descansos. No tienen ningún beneficio para la salud y aumentan el riesgo de embarazos no deseados.

Si quiero buscar embarazo, ¿cuánto tiempo antes debo suspender la píldora?

No es necesario que pase ningún tiempo desde que se deja la píldora hasta que se intenta el embarazo. Puedes dejarla y ponerte a ello en el mismo ciclo.

Si necesitas más información, no dudes en ponerte en contacto con nuestro equipo de ginecólogos en Gijón.

sequedad vaginal. ginecólgos en Gijón

Cómo tratar la sequedad vaginal

Cómo tratar la sequedad vaginal 959 638 Clínica Ginecológica

En la mayoría de los casos la sequedad vaginal se produce por una disminución de los estrógenos, que es característica de la menopausia pero que aparece también en otras situaciones como el uso prolongado de anticonceptivos hormonales o la lactancia materna.

Cómo se produce la sequedad vaginal

La bajada en los niveles habituales de estrógenos causa una disminución del grosor de los tejidos de vulva y vagina (una atrofia), haciéndolos más frágiles. En ocasiones esta atrofia no causa ningún síntoma pero frecuentemente se relaciona con sensación de sequedad, picor o resquemor genital, dolor con las relaciones sexuales, aparición de fisuras, sangrado y a veces síntomas también urinarios como molestias al orinar o infecciones de repetición.

Tratamiento de la sequedad vaginal: cremas y lubricantes

Cuando los síntomas son leves puede ser suficiente con emplear una hidratante específica para la zona genital, cuya función es mantener la hidratación de la mucosa vaginal y debe aplicarse al menos tres veces por semana. Además de la hidratante deberíamos siempre añadir un lubricante para las relaciones sexuales. La función de los lubricantes es simplemente diminuir el roce y por tanto la posibilidad de que la relación genere pequeñas lesiones en los tejidos. Se aplica en la vagina y/o en el pene o los dedos de la pareja al iniciar la relación. A la hora de elegir uno hay que tener en cuenta que los formulados con agua o siliconas pueden emplearse con preservativo pero los que se basan en aceites (la vaselina por ejemplo) pueden dañar el látex; ocurre lo mismo con los lubricantes naturales como los aceites vegetales (oliva, coco, almendras,…).

La aplicación de estrógenos tópicos

Para síntomas moderados o severos el tratamiento más eficaz son los estrógenos tópicos a dosis bajas, aplicados de forma local. Con ello se consigue mantener el grosor y la elasticidad de la mucosa vaginal, con la consiguiente mejoría de las molestias. Este tratamiento puede además mejorar algunos síntomas urológicos si estos están en relación con atrofia: algunas infecciones de repetición o sensación de urgencia.
En la mayoría de los casos esta mejoría en los síntomas se va a producir en un par de semanas y se mantendrá durante el tiempo que mantengamos el tratamiento. Es importante tener en cuenta que el efecto desaparecerá si dejamos de aplicarlo.

La dosificación habitual suele ser diariamente durante las dos primeras semanas de uso y después, como tratamiento de mantenimiento, dos o tres veces por semana. Esta dosis de mantenimiento puede continuarse indefinidamente.

Existen varias formulaciones de estrógenos tópicos: en crema, gel, óvulos, comprimidos y también un anillo vaginal de liberación gradual que se cambia cada tres meses. Todas son igualmente eficaces y generalmente la elección de una u otra depende de preferencias personales.

Para mujeres que no pueden o no desean emplear la vía vaginal existe otro tratamiento no estrogénico por vía oral.

En casos en los que no se consigue suficiente mejoría, otra opción pueden ser el láser y la radiofrecuencia vaginal.

Dada la cantidad de opciones disponibles y la franca mejoría en la calidad de vida que supone, es muy recomendable no dejar pasar estos síntomas y buscar el tratamiento que mejor se adapte a las necesidades de cada una.

Si buscas asesoramiento sobre este tema entre los ginecólogos en Gijón puedes acudir a Clínica Muñoz, y te informaremos de los distintos tratamientos. También puedes ponerte en contacto con la clínica en cualquier momento y plantearnos tus dudas.

tratamiento de infecciones de orina habituales

¿Es normal tener tantas infecciones de orina?

¿Es normal tener tantas infecciones de orina? 952 635 Clínica Ginecológica

Son infecciones muy frecuentes en general en las mujeres, de tal forma que prácticamente todas sufrimos en algún momento una cistitis y muchas las van a tener varias veces a lo largo de su vida. Es algo habitual para cualquier ginecóloga en Gijón, atender este tipo de patologías con cierta frecuencia.

Factores de riesgo para las infecciones de orina

Además de el hecho de ser mujer son factores de riesgo para su aparición: las relaciones sexuales (especialmente si se emplea espermicida y con parejas nuevas), haber tenido cistitis en el pasado y la menopausia.

Causas y síntomas de la cistitis

La mayoría de las veces son causadas por bacterias que viven en el recto: por proximidad colonizan fácilmente la entrada de la vagina y desde aquí pueden ascender por la uretra (el conducto por el que la orina sale al exterior) y causar una infección en la vejiga.

Los síntomas típicos son escozor o dolor al orinar (a veces al finalizar la micción), necesidad de ir muy frecuentemente a orinar, con  sensación de no poder vaciar adecuadamente la vejiga, dolor por encima del pubis y en ocasiones aparición de sangre en la orina. Cuando
aparecen todos estos síntomas a la vez normalmente no hace falta realizar ninguna prueba pero a veces el diagnóstico no es tan claro y es

Cómo prevenir las infecciones de orina habituales

En mujeres con más de tres episodios al año (lo que denominamos “infecciones de repetición”) se pueden tomar algunas medidas para intentar prevenir su aparición:

  • Aumentar el consumo de líquidos, con el objetivo de ingerir entre 2 y 3 litros en total al día. Parece que esta medida ayuda a diluir la concentración de bacterias que pueda haber en la orina.
  • Evitar en lo posible el uso de espermicidas en las relaciones sexuales.
  • En mujeres menopáusicas el uso de estrógenos vaginales modifica la microbiota vaginal haciéndola más similar a la de mujeres premenopáusicas y, por tanto, menos susceptible a la colonización por bacterias del recto.
  • En mujeres con infecciones de orina asociadas a relaciones sexuales puede tener algún beneficio el orinar después de las mismas.
  • Tras ir al baño intentar limpiarse siempre desde delante hacia atrás: la idea es no arrastrar bacterias fecales hacia la zona perineal.

La gran mayoría de las veces las infecciones de orina se curan con un tratamiento antibiótico y, aunque puedan volver a aparecer y sean muy molestas, es raro que causen complicaciones. Por este motivo, lo más habitual es tratarlas cada vez que aparecen y solamente en casos muy concretos emplear antibióticos continuados de forma preventiva.

Desde mi experiencia como ginecóloga en Gijón, aconsejo adoptar las medidas preventivas citadas para evitar la reaparición de este tipo de infecciones. Para cualquier aclaración sobre el tratamiento de la cistitis podéis poneros en contacto con la clínica en cualquier momento y os atenderemos enseguida.

Beneficios de los métodos anticonceptivos

Beneficios de los métodos anticonceptivos 768 512 Clínica Ginecológica

La mayoría de la población conoce los distintos métodos anticonceptivos que existen en el mercado, pero no todos llegan a informarse de forma profunda sobre sus ventajas e inconvenientes. Desde nuestra clínica ginecológica en Gijón, queremos dar a conocer muchos de los beneficios de los métodos anticonceptivos en el siguiente artículo.

Más allá de la anticoncepción: otros efectos beneficiosos de los métodos anticonceptivos

A la hora de decidir el método anticonceptivo más interesante para cada mujer, además de las preferencias personales y los estilos de vida, hay que tener en cuenta los efectos beneficiosos “extra” que nos pueden proporcionar. Algunos ejemplos son:

El preservativo

Uno de los métodos más empleados en España. Además de un buen método anticonceptivo si se utiliza correctamente tiene la ventaja fundamental de proteger contra la mayoría de las infecciones de transmisión sexual. Por este motivo es el método de elección (solo o combinado con otro) en caso de tener más de una pareja o cuando ésta es relativamente reciente.

La píldora/parche/anillo vaginal

Con mucha frecuencia se utilizan por sus efectos no anticonceptivos. El fundamental es que con su uso conseguimos unas reglas regulares, menos dolorosas y menos abundantes. Además algunos de ellos (dependiendo de su composición) disminuyen la grasa en pelo y piel, el vello y el acné. Por todo ello los empleamos con frecuencia en casos de endometriosis y también de ovario poliquístico.

El DIU hormonal

Hoy día existen distintas versiones del mismo, con mayor o menor dosis, pero todas ellas consiguen reglas más escasas (a veces prácticamente inexistentes) y menos dolorosas. Nos permite además tratar algunas patologías del endometrio (la mucosa que recubre el útero por dentro) evitando la cirugía.

El implante subdérmico

Consigue también, en general, reglas más escasas y menos dolorosas.

La ligadura de trompas

Cuando se realiza mediante la técnica denominada “salpinguectomía” (es decir: extirpar la trompa completa en vez de solamente un fragmento) parece que puede disminuir el riesgo de algunos tipos de cáncer de ovario.

El hecho de conocer en profundidad los efectos de los distintos métodos permite realizar una mejor selección de aquellos que van a ser más adecuados para cada mujer. De esta forma nos basaremos no solamente en su capacidad anticonceptiva sino en su efecto global.

Como ginecóloga en Gijón, me gusta informar siempre a mis pacientes de las distintas formas de estar seguras y protegidas. Si necesitas más información sobre este tema, no dudes en ponerte en contacto con la clínica.