Embarazo

Preguntas frecuentes sobre la píldora

Preguntas frecuentes sobre la píldora

Preguntas frecuentes sobre la píldora 768 511 Clínica Ginecológica

La píldora es uno de los métodos anticonceptivos más empleados en España y por tanto muchas de las preguntas que recibimos en nuestra consulta por parte de nuestras pacientes son en relación a su manejo. ¡Descubre cuáles son!

Píldora anticonceptiva. Dudas frecuentes

A continuación os dejamos aquí algunas de las más habituales:

¿Cuánto tiempo debo tomarla para que sea eficaz como anticonceptivo?

Si comienzas con la primera pastilla el primer día de regla será eficaz desde el momento en que empieces a tomarla.

¿Debo utilizar otro método anticonceptivo durante la semana de descanso?

Aunque no estés tomando ninguna píldora durante esa semana (o estés tomando píldoras de placebo en el caso de las formulaciones diarias) si las has tomado correctamente las semanas previas
estarás protegida durante todo el mes.

Tengo manchados durante el mes, fuera de la regla. ¿Me está sentando mal la píldora?

Durante los primeros meses de uso es normal que haya sangrados, en general de cantidad menor que una regla, a lo largo de varios días o semanas. Generalmente con el tiempo de uso estos manchados desaparecen y los ciclos se controlan bien pero, en ocasiones, puede ocurrir que vuelvan a aparecer pequeños sangrados. Lo primero que hay que pensar es si se nos ha olvidado alguna pastilla; en caso de no ser así, tranquilidad: estos sangrados pueden ser más o menos incómodos pero no hacen menos efectivo el método ni significan que haya ningún problema con la píldora. Sí es cierto que, si son frecuentes o molestos, pueden ser motivo para plantear un cambio de método anticonceptivo.

¿Durante cuánto tiempo puedo tomar la píldora? ¿Hay un límite de años?

Si la píldora ha sido prescrita por un profesional habrá tenido en cuenta tus posibles factores de riesgo. En el caso de mujeres de bajo riesgo no existe ninguna limitación, de modo que, salvo que desees un embarazo, puedes continuar tomándola hasta la menopausia.

Y si la tomo durante varios años, ¿cada cuánto hay que hacer un descanso?

Nunca hay que hacer descansos. No tienen ningún beneficio para la salud y aumentan el riesgo de embarazos no deseados.

Si quiero buscar embarazo, ¿cuánto tiempo antes debo suspender la píldora?

No es necesario que pase ningún tiempo desde que se deja la píldora hasta que se intenta el embarazo. Puedes dejarla y ponerte a ello en el mismo ciclo.

Si necesitas más información, no dudes en ponerte en contacto con nuestro equipo de ginecólogos en Gijón.

Coronavirus y embarazo. Tu ginecóloga en Gijón

Coronavirus y embarazo

Coronavirus y embarazo 761 509 Clínica Ginecológica

Coronavirus y embarazo.

Respuestas de tu ginecóloga.

En la situación actual de pandemia surgen muchas dudas y más aún si ésta nos ha coincidido con el embarazo. Vamos a analizar algunas de esas dudas sobre Coronavirus y embarazo que se plantean en la práctica profesional diaria de cualquier ginecológa en Gijón. Dado que se trata de un virus nuevo sobre el cual aún hay muchas cosas que no se saben, las recomendaciones tanto generales como las dirigidas a embarazadas han ido cambiando. Y probablemente lo sigan haciendo a medida que vayamos teniendo más experiencia con el manejo de casos.

 

Nos gustaría hacer un pequeño resumen de las recomendaciones que existen a día de hoy en relación con las preguntas que más frecuentemente nos están realizando nuestras pacientes:

¿Tienen las embarazadas más riesgo de infectarse?

No parece que exista un riesgo mayor que para el resto de la población y, dado que la mayoría de las embarazadas son mujeres jóvenes y sanas, lo más probable es que aquellas que se infecten desarrollen solamente síntomas leves o moderados, similares a los de una gripe: fiebre, cansancio, dolor de cabeza, tos o dificultad para captar los olores son algunos de los más frecuentes.

Sí es cierto que en algunas mujeres el propio embarazo hace que se altere la respuesta del sistema inmune ante una infección vírica, lo que puede en ocasiones dar lugar a síntomas más graves (del mismo modo que ocurre con otras infecciones virales como la gripe o la varicela).

¿Debo continuar acudiendo a mis citas de control del embarazo o es mejor evitar centros sanitarios?

Aunque la recomendación general sea evitar centros sanitarios salvo que sea indispensable, el embarazo es una situación particular en la que se deben realizar una serie de pruebas en momentos concretos. Por este motivo, y salvo que se pongan en contacto contigo para decirte lo contrario o realizarte la visita telefónicamente, sí debes acudir a tus citas con el ginecólogo tal y como estaban previstas. Eso sí, es importante que lo hagas manteniendo las máximas medidas de seguridad posibles: mascarilla y guantes, con lavado cuidadoso de manos al llegar a casa, permanecer en el centro sanitario el tiempo indispensable para la visita e intentar mantener siempre la distancia de seguridad con otra gente. Recuerda también que, mientras dure esta situación, deberás acudir sola a las citas.

¿Si yo me infecto se lo puedo transmitir al bebé?

Dado que se trata de un virus nuevo hay muchas cosas que aún no sabemos. Inicialmente parecía que no existía transmisión vertical (es decir: contagio de una madre infectada al feto). Sin embargo ha aparecido un pequeño número de bebés positivos para coronavirus al poco tiempo de nacer, con lo que no podemos saber con certeza si esta transmisión se ha producido intraútero o tras el parto. Sí se sabe que ninguno de estos bebés desarrolló síntomas graves.

En caso de madres infectadas durante el primer o el segundo trimestre, no parece que aumente el riesgo de aborto y tampoco hay evidencia de que cause malformaciones en el feto.

¿Puedo dar el pecho si tengo coronavirus?

Aunque inicialmente muchas sociedades recomendaron evitar la lactancia materna por precaución, a día de hoy no hay contraindicación para la misma. No existe evidencia de paso del virus a la leche materna. Y por otro lado, los beneficios de la lactancia materna para la salud global de madre y niño, así como la protección contra infecciones que aporta al recién nacido, son de más importancia que el posible riesgo de transmisión del virus a través de la leche.

Como ocurre con otras infecciones respiratorias graves (gripe A, tuberculosis,…) el riesgo fundamental está en el estrecho contacto que supone el momento de amamantar. Por este motivo es muy recomendable realizar una higiene estricta de manos y emplear mascarilla. Y, por supuesto, evitar toser o estornudar con el niño en brazos. Otra opción es extraer leche y que otra persona no infectada la administre al recién nacido hasta que la madre supere la infección.

Esperamos que este pequeño resumen os haya sido de utilidad. No dudéis en poneros en contacto con nosotros si vuestras dudas no han aparecido contestadas Haremos lo posible para solventarlas. En una situación tan particular para muchas gestantes, queremos que sepáis que podéis contar con la atención y la asistencia de una ginecóloga  en Gijón y sus inmediaciones. Atenderemos vuestras consultas a través del e-mail clinicaginecologicamunoz@gmail.com. O, si necesitáis atención presencial, en nuestra consulta de lunes a viernes de 16:00 a 20:00 horas en Gijón.

Qué es el virus del papiloma

¿Qué es el virus del papiloma?

¿Qué es el virus del papiloma? 2500 1667 Clínica Ginecológica

Muchas personas que se acercan a nuestra clínica de ginecólogos en Gijón se preguntan qué es el virus del papiloma humano (VPH o HPV).
Pues bien, no es un solo tipo de virus. Incluye unos 200 tipos distintos de virus capaces de infectar a los humanos y el tipo de síntomas dependerá del tipo de virus.

Infección por VPH. Virus del papiloma humano.

  • Algunos tienen preferencia por la piel y darán lugar a verrugas en los pies o las manos.
  • Otros afectan preferentemente a la zona anal y genital y pueden dar lugar a verrugas genitales (conocidas como condilomas) o bien, los tipos denominados “de alto riesgo”, a lesiones precancerosas o cancerosas. Aunque tengan predilección por el área genital estos tipos de virus pueden encontrarse en otras zonas, como la laringe.

De todos estos tipos de virus solamente 15 son considerados de alto riesgo. Este alto riesgo implica que son capaces de modificar las células de distintas partes del cuerpo (la más conocida es el cuello del útero) y convertirlas en precancerosas. En un pequeño porcentaje de estos casos, y generalmente al cabo de varios años, esta modificación de las células puede acabar dando lugar a un cáncer.

Los virus del papiloma “de bajo riesgo” (es decir, los causantes de verrugas) no van a dar lugar a lesiones precancerosas ni cancerosas.

La mayoría de las infecciones por HPV son transitorias: incluso en los casos de virus de alto riesgo lo más probable es que la infección se solucione por sí sola en el primer año tras adquirirla. La persistencia de infección más allá del año aumenta el riesgo de lesiones precancerosas. Aunque en muchos casos va a estar presente sin afectar a nuestras células.

Después de la infección inicial el HPV puede entrar en un estado latente, en el que no somos capaces de detectarlo pero permanece en algunas de nuestras células. De modo que, en determinados momentos (generalmente en relación con una disminución de la inmunidad o con la edad) puede volver a aparecer. A día de hoy no está clara la capacidad de causar daño que puedan tener estos virus en estado latente.

La transmisión del HPV se produce por vía sexual. El uso de preservativo disminuye mucho el riesgo (alrededor del 70%) pero no lo elimina completamente. Se puede encontrar virus en áreas no protegidas por el mismo.

A día de hoy el mejor método para prevenir las patologías causadas por HPV es la vacuna cuando esta es administrada antes del primer contacto sexual. Ponte en contacto con nuestra ginecóloga en Gijón si tienes cualquier duda o consulta. Nuestro horario es de lunes a viernes de 16:00h a 20:00h.